Págs. 1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21  22  23  24  25  26  27 28 29 30                       31 32 33 34 35 36 37 38

                                                          

El canto de las sirenas

"Advertido por la diosa Circe de lo peligroso que era el canto de las Sirenas, Ulises ordenó tapar con cera los oídos de sus remeros y se hizo atar al mástil del navío. Si por el hechizo musical pedía que lo liberasen, debían apretar aún más fuerte sus ataduras.

Gracias a esta estratagema Ulises fue el único ser humano que oyó el canto y sobrevivió a las sirenas, que devoraban a los infaustos que se dejaban seducir. Estas criaturas monstruosas se precipitaron al abismo al verse vencidas."

Cuán superior es la vida del cristiano a la de Ulises. Nosotros en vez de taparnos los oídos los abrimos para oír a Jesús que es nuestra fuerza y en vez de atarnos a un mástil nos clavamos juntamente con Cristo en la cruz donde somos muertos al pecado y por eso no oímos el canto del demoniaco mundo. A diferencia de Ulises no coqueteamos con los placeres y hechizos de las sirenas. Porque Jesús puso un canto de liberación en nuestra alma.

¡Gloria a Cristo Jesús!

El elefante

En cierta ocasión habían atado a un elefante con una cadena por una de sus patas.

Por muchos años el animal caminaba haciendo un círculo hasta donde llegaba el extremo de la cadena.

Un día el dueño decidió' quitarle la cadena y le puso la comida mas allá de aquel circulo. El Elefante lanzaba balidos de hambre y de ira pero no traspaso' su antiguo limite aunque podía haberlo hecho.

Muchos hombres han sido atados por hábitos indeseables. Luego se han entregado a Cristo quien los ha libertado de todo mal camino, pero muchos cristianos siguen andando, caminando, dentro de su círculo de malos hábitos en lugar de disfrutar de la libertad que Cristo les ha dado.

Cómo usar tus problemas como solución

En un lejano pueblo vivía un aldeano que tenía un asno, cierto día el aldeano tenía que ir a un pueblo vecino a comprar ciertas provisiones para subsistir.  Cuando iba de camino el aldeano no se percato que el camino estaba dañado y en medio de la calle había un agujero grande cuando de repente su asno cayo en el.  El aldeano llamo a muchas personas que le ayudaran a sacar el animal pero por mas esfuerzo que hicieron no lo pudieron sacar.

Entonces el aldeano se resigno y decidió enterrar al animal para que no siguiera sufriendo y consiguió algunas palas y empezaron a echarle tierra al animal pero algo extraño estaba sucediendo ya que el asno con cada palada que le caía en su espalda se sacudía la tierra y iba formando una grada con la tierra.

Así iba haciendo una tarima para ir acercándose a la entrada hasta que logro salir del agujero.

Moraleja cada vez que en la vida te valla mal sacúdete los problemas y úsalos como trampolín para salir de donde estas no te sientes a quejar o echarte a morir has como el asno y sal de ese problema recuerda al mal tiempo buena cara.

 

Pipo y Pepe

Pipo y Pepe nacieron el mismo día. Pepe nació en un pequeño hogar en medio del bosque, en pleno contacto con la naturaleza. Pipo, sin embargo, nació en un hogar en lo alto de una montaña. ¿A quién se le ocurriría vivir en lo alto de una montaña?, siempre se preguntaba Pepe; él pasó su vida en el bosque, en tierra firme, y en contacto con la naturaleza.

Pipo, por su parte, siempre dentro de su hogar; es que sus padres no lo dejaban salir mucho de casa, apenas un poquito para estirarse, ver el paisaje y vuelta a casa. Quizá tenían temor de que fuera a caer por un acantilado, o algo por el estilo. Pepe, mientras tanto, se conocía muy bien el vecindario (al menos él lo creía así), y tenía muchos frutos para comer y deleitarse. El pobre Pipo, aún siendo bastante grande, eran sus padres los que siempre le traían de comer, y a veces se lo daban en la boca. Mientras tanto, Pepe,  disfrutaba de su "rápida experiencia" y de su espíritu independiente, hasta ese fatídico día en que murió devorado por un horrible pajarillo...

Pipo tardó mucho en dejar su hogar e independizarse, pero el día que se fue lo hizo muy lejos, y muy alto también...

Volvamos a Pepe, ¿cómo un niño pudo morir devorado por un pajarillo? Es que Pepe no era un niño... sino un gusano de las frutas, y tan sólo vivió el tiempo suficiente que le tomó al ave poder encontrarlo y devorarlo. A pesar de lo tan seguro que se sentía por ser independiente, tan rápidamente, y aún creyendo que él ya sabía todo: ÉL FUE UNA PRESA FÁCIL.

Pipo, sin embargo, tardó un tiempo (el necesario) en dejar su hogar, y tuvo que ser bien instruido por sus seres amados antes de volar, además él siempre estuvo seguro en lo alto de la montaña. Es que Pipo es un hermoso ejemplar de águila dorada, una de las aves voladoras más grandes y majestuosas del planeta. El pasó tiempo preparándose para volar, pero el día indicado emprendió vuelo, y se remontó muy alto, a más de 6000mts de altura. Dicen que las águilas doradas viven hasta los 70 años.

MORALEJA:

Así pasa, muchas veces, en la vida cristiana. Hay quienes se apresuran y "comen" todo lo que encuentran (libros, métodos, formas, "nuevas verdades", imitaciones, etc.), luego ya creen que lo saben todo y que están listos para salir por doquiera; al tiempo que creen que otros tardan mucho preparándose y piensan que ellos nunca van a hacer nada. Pero, lamentablemente, son una PRESA FÁCIL DEL ENEMIGO, y terminan devorados o destruidos. FRACASAN.

Sin embargo, los otros, pasan el tiempo necesario en "la escuela de Dios", siendo obedientes, sujetándose, preparándose, soportando todo y adquiriendo experiencia de sus mayores. Estos son los que luego emprenden el vuelo, tan alto como el águila, y TRIUNFAN. Como está escrito en Isaías 40:31:

"... pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán."

¿TÚ QUÉ ERES... GUSANO O ÁGUILA?

 

La tentación

Un hombre con problemas de obesidad había decidido dejar de comer, sobre todo, aquello que le hacía mal y nutría su obesidad.

Un día, al pasear por cierta avenida en la cual se hallaba una tienda de pasteles y bocadillos dijo: "no pasaré cerca de esa tienda" y... después de un momento dijo: "bueno... ¿qué de malo hay en que pase por el frente?".

Con esto en mente se acercó poco a poco a la tienda y... una vez estando frente a los pasteles dijo: "¿qué puede pasarme si entro a la tienda... finalmente... no compraré ni un solo pastelillo" y entró a la tienda con esta idea. Ya estando dentro dijo: "bueno y... ¿que tiene de malo que compre un pastelillo y le dé solo una mordida?" y efectivamente, compró un pastelillo y lo mordió. A estas alturas ya se había consumado la tentación.

La tentación es tan sutil en determinadas circunstancias que, aparentemente, no nos damos cuenta en qué momento se consuma y engendra al pecado; y aún cuando detectamos la sospecha de que hay peligro en tal o cual asunto, no lo detenemos a tiempo cuando hay escasez de consagración.

El enojo

El enojo es un componente negativo esto es un movimiento del animo que suspira ira, molestia y pesar, en el creyente y en el ser humano en general, a su vez debemos considerar que el enojo es algo que puede venir independiente si seamos cristianos o no.

El problema del enojo es que provoca el cambio del estado de ánimo, el cual provoca en el hombre (me refiero hombre y mujer) que en algunos casos llegue a cometer locuras que producen resultados que son perversos y demasiado malos "El que fácilmente se enoja hará locuras" (Libro de proverbios de Salomón) el cual tiempo dirá si estas actuaciones del hombre pueden ser subsanadas o no.

- ¿Cuántos conflictos, asesinatos, homicidios, accidentes se han producido por el enojo o por el carácter iracundo de algunos seres humanos independiente si son o no creyentes? ¿Cuántos malos entendidos podrían prevenirse producto del enojo y del carácter? Dios ayúdanos a formar la característica de un hombre que tarde en enojarse, este es aquel que tarda en generar conflictos producto de enojo "El hombre iracundo promueve contiendas; Mas el que tarda en airarse apacigua la rencilla" Proverbios 15:18.

Dejarse llevar por el enojo es para gente necia:

Como señale anteriormente todos nos podemos enojar, cada día tiene su afán y su problema y depende de nosotros si dejamos que esto nos haga llevar un buen día o un mal día, pero la Biblia nos da una referencia muy buena al respecto, dice Eclesiastés 7: 9 "No te apresures en tu espíritu a enojarte; porque el enojo reposa en el seno de los necios", "Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte" Proverbios 16:32.

Consideraciones en cuanto al enojo:

El hombre en especial el creyente (por que este pasaje esta dirigido a nuestros hermanos en el cual estoy incluido), El Apóstol Santiago entrega un buen y excelente consejo, dice: "Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse" Santiago 1:19. El hombre debe aprender a oír, por lo general siempre actuamos.. a su vez también debemos aprender a ser tardos en retener la lengua dado que en ocasiones ésta última, se transforma en el instrumento que desbarata un gran incendio en la comunicación de un hogar en el mundo laboral, ministerial etc.- La lengua produce en ocasiones grandes y malos entendidos ocasionados por el enojo y la Ira. Proverbios 14:29 nos enseña: "El que tarda en airarse es grande de entendimiento; el impaciente de espíritu pone de manifiesto su necedad"

Conclusión, ¿Nos podemos enojar?:

Antes de responder si podemos o no enojarnos, debemos ver los ejemplos que nos da la Palabra de Dios:

- Jesús se enojó y se entristeció

Marcos Cap. 3 verso 1 al 5 "Otra vez entró Jesús en la sinagoga. Había allí un hombre que tenía seca una mano. Y lo acechaban para ver si lo sanaría en sábado, a fin de poder acusarlo. Entonces dijo al hombre que tenía la mano seca: —Levántate y ponte en medio. Y les preguntó: — ¿Es lícito en los sábados hacer bien, o hacer mal; salvar la vida, o quitarla? Pero ellos callaban. Entonces, mirándolos con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: —Extiende tu mano. Él la extendió, y la mano le fue restaurada sana".

En este pasaje observamos que Jesús se enojó por la actitud de los fariseos, pero no solo eso, sino que también se puso triste por la dureza de sus corazones, pero esto no fue un impedimento para que Jesús cumpliera su ministerio de sanidad.

- Jesús se enojó con los principales sacerdotes y escribas

En este pasaje observamos que Jesús se enojó por la actitud de los principales sacerdotes y escribas, pero no solo eso, sino que también tuvo una actitud de celo por las cosas celestiales, pero esto tampoco fue un impedimento para que Jesús cumpliera su ministerio de sanidad.

Mateo Cap. 21:12-14: "Entró Jesús en el templo de Dios y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el Templo; volcó las mesas de los cambistas y las sillas de los que vendían palomas, y les dijo: «Escrito está: "Mi casa, casa de oración será llamada", pero vosotros la habéis hecho cueva de ladrones». Y vinieron a él en el templo ciegos y cojos, y los sanó".

- Dios también se enoja por no cumplir el llamado.

Dios mismo también se enojó con Moisés cuando lo llama y moisés da sus excusas respecto del llamado, veamos:

Éxodo Cap 4:14 "Entonces Jehová se enojó contra Moisés, y dijo: ¿No conozco yo a tu hermano Aarón, levita, y que él habla bien? Y he aquí que él saldrá a recibirte, y al verte se alegrará en su corazón"

En definitiva podemos concluir que Jesús y Dios Padre se enojaron pero por su enojo no dejaron de cumplir sus propósitos, ni ministerio” ni se fueron de la Iglesia" Jesús no tuvo una actitud necia de no dejar de hacer lo enviado y lo mandado, nosotros debemos tener esa actitud frente al enojo, esto es como dice la Biblia "Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo" (Ef. 4:26) que equivale a decir, si es factible tomar la reconciliación el mismo día del enojo y no dejarnos llevar por el por que podemos causar mucho daño.-

Si se enojan, no permitan que eso los haga pecar. El enojo no debe durarles todo el día, (Ef. 4:26 BLS).

Dios Guarde a cada uno y conceda Gracia y Paz.

 


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Ilustraciones

                      Sección 1

  En esta sección te presentamos las siguientes ilustraciones:

  El canto de las sirenas
 
El elefante
 
Cómo usar tus problemas
 
Pipo y Pepe
 
La tentación
 
El enojo
 

 
 

                      Nota

Estas ilustraciones te  invitarán  a la reflexión, y es posible que algunas te hagan emocionar hasta las lágrimas.

Si tienes alguna ilustración, envíala a través de nuestro correo electrónico. Prometemos publicarla y darte el crédito correspondiente. 

                                    ::  Portada   ::     ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                           Copyright © Unidos en Cristo. All rights reserved. - Contáctenos si desea usar algún material de nuestro sitio web