Págs.

 

Las auroras boreales, pinturas del cielo


EFE
Las auroras son un fenómeno celestial que se aprecian en las oscuras y frías noches polares.

Maitena de Amorrortu, EFE

14 de Agosto de 2003

Amarillas, fucsias, verdes, azules y hasta rojas.  Figuras en movimiento que emanan de los polos iluminando el cielo como una segunda luna, alucinando a quien las observa.  Las auroras, un fenómeno celestial que se aprecia en la oscuridad de las noches polares.

Un fenómeno celestial

Sus luces y formas han atraído a los hombres desde siempre. Para unos, predecían catástrofes.  Para otros, era señal de que sus muertos se querían comunicar con ellos.

La primera descripción realista surge de una crónica noruega, El espejo del Rey, que data de 1230 DC.

El matemático, filósofo y astrónomo italiano Galileo Galilei (1564-1642) le dio el nombre latino con el que se la conoce:  Aurora Borealis, que significa el "rojo amanecer del Norte".

Hoy sabemos que también hay auroras en el polo Sur -Aurora Australis-, que las provoca un choque de partículas, y que el sol es el padre de la criatura.

Del Sol a los Polos

El sol da energía a las partículas, también llamadas iones, para viajar por el espacio a velocidades que varían entre los 300 y los 1200 kilómetros por segundo.  Estas viajan agrupadas en nubes llamadas plasma.  A la corriente de plasma acarreada por el sol se la conoce como viento solar.

Este viento solar interactúa con el campo magnético de la Tierra, que es como un imán gigante.  Algunas de las partículas del plasma, colisionan y quedan atrapadas en éste, siguiendo la línea de las fuerzas magnéticas hacia la ionosfera -sección de la atmósfera que se extiende entre los 60 y los 600 kilómetros por encima de la superficie terrestre- y atraídas hacia los polos.

Cuando las partículas chocan con los gases de la ionosfera, éstas comienzan a brillar produciendo el espectáculo que conocemos como auroras boreales -en el polo Norte- o australes -en el polo Sur-.

La constante interacción entre el viento solar y los campos magnéticos hace que las auroras tengan movimiento.  Sus formas varían de un minuto a otro, recreando lo que algunas llaman la "danza de las auroras".

No hay dos iguales

Depende dónde se ubique el espectador, verá un arco que cruza el cielo de este o oeste o un manojo de rayos que, desde un punto, irradian en todas las direcciones.

A veces, se las puede confundir con una nube, pero la diferencia es que a través de las auroras se pueden ver las estrellas.

La fase de mayor intensidad de la aurora generalmente dura diez minutos.  Durante este lapso, su luz puede ser tan potente como la de una luna llena.  Luego, su intensidad disminuye hasta confundirse con la de la vía láctea.

También existe un tipo de aurora común después de la medianoche, conformada por puntos de luz pálida que se prenden y se apagan independientemente unos de otros, a velocidades diferentes.  Se la conoce como aurora pulsante.

Los colores están determinados por el espectro de gases en la atmósfera terrestre y por la altura en que se producen la mayoría de las colisiones.

Las extrañas auroras rojas

Por ejemplo, por encima de los 300 kilómetros en la ionosfera las colisiones generan una aurora roja.  Estas son las más raras, se dan una vez cada década.  La última se vio en Finlandia, la del 6 y 7 de abril del 2000.

Cuando las partículas colisionan entre los 100 y los 300 kilómetros se producen las auroras más visibles, cuya gama de colores varía del amarillo, al fucsia, azul o verde.

Además de los colores, muchos aseguran que las auroras hacen ruido.

Sin embargo, no existen pruebas científicas de que éstas emitan sonidos.  Como la aurora se genera al menos a 100 kilómetros de la superficie terrestre, el sonido llegaría con, aproximadamente, cinco minutos de retraso.

Éstos nunca fueron registrados, pero las descripciones de la gente coinciden de una área a otra en que suenan a ebullición o como un silbido.

Un espectáculo nocturno

El frío polar usualmente regala noches limpias.  Si el cielo está oscuro y despejado, las probabilidades de observar una aurora aumentan considerablemente entre las 10 p.m. y la medianoche.  Octubre, febrero y marzo son los mejores meses para observarla.

¿Dónde?  Lejos del mundanal ruido:  en el Norte de Canadá, de Noruega, Finlandia, Suecia, Islandia y Alaska; todos puntos situados arriba del círculo polar ártico (latitud 66.5 Norte), o bajo el círculo polar Antártico (latitud 66.5 Sur).

Cuanto más cerca del polo, mejor frecuencia de visibilidad.  Por ejemplo, en Andenes, Noruega, se las puede ver cada noche oscura y despejada, pero en Oslo sólo unas tres noches al mes.

En el límite entre Canadá y Estados Unidos se las aprecia unas cuatro veces por año.  En México y los países mediterráneos, sólo una o dos veces en el siglo, cuando la actividad solar es extremadamente alta.

De vírgenes, cisnes y otras creencias

Hasta que apareció la ciencia para dar respuestas, los antiguos observadores de auroras buscaron todo tipo de explicaciones para el fenómeno. Así surgió una vasta mitología al respecto.

Los nórdicos del siglo XIII -cuando se pensaba que la tierra era plana- creían que eran el reflejo en el cielo de fuegos que rodeaban a los océanos, o que los glaciares absorbían tanto poder que comenzaban a brillar.

Algunos decían que la aurora emanaba de las antorchas de los sami (los últimos aborígenes de Europa, mal llamados lapones), encendidas para buscar sus renos en las montañas.

Otros la relacionaban con los cisnes, basándose en una fábula acerca de una competencia a ver quién volaba más al norte.  Según cuentan, a los que llegaron más lejos se les congelaron las alas.  El aleteo de los cisnes, en su intento por descongelar sus alas, originaba las luces fantásticas de la aurora.

Además de sus orígenes, en la antigüedad se cuestionaron sus efectos.  Los sami estaban convencidos que, mediante un canto en su honor, podían modificar el clima.

Respeto a la potente aurora

Aún hoy le tienen mucho respeto a la potente aurora. Mucha gente mayor que vive en el norte de Escandinavia recuerda que de pequeños les decían que al verlas debían ser silenciosos.

Hay muchas historias que describen creencias acerca de lo peligrosas que podían resultar.  Algunos no permitían a sus niños jugar afuera las noches de aurora porque temían que les incendiara la cabeza. Por eso, otros se protegían con un simple sombrero.

Las raras auroras rojas eran consideradas de mal agüero: su presencia significaba plagas, incendios o guerras en el futuro.  La aurora también era el lugar de los muertos.

Para los vikingos era el hospicio de las vírgenes muertas; en cambio, para los sami era el sitio a donde iban a parar todos aquellos que morían de forma violenta o temprana.

En algunas áreas de Groenlandia y el norte de Canadá creían que eran la reencarnación de sus muertos: cuando su intensidad variaba significaba que éstos querían comunicarse con ellos.

Pioneros y científicos

Los pioneros tienen varias páginas escritas en la historia de las auroras.  Con grandes fríos y mayores esfuerzos, pasaron noches en vela alucinados por el magnetismo de esas coloridas luces del norte.

Christopher Hansteen (1784-1873) fue el noruego que señaló que las auroras siempre ocurren en un aro continuo alrededor de los polos magnéticos.

El danés Suphus Tromholt (1851-1896) organizó una red de observadores y recopiló más de 2000 testimonios de gente que aseguraba haberlas visto.  Expuso su experiencia, y la ajena, en el libro Under the Rays of Aurora Borealis (Bajo los rayos de la aurora boreal), hoy considerado una Biblia en el tema.

Otros pioneros como Kristian Birkeland (1867-1917), Carl Stormer (1874-1957) o Lars Vegard (1880-1963) estudiaron sus formas y sus colores.  Todos sintieron la misma atracción por develar el misterio de las luces del norte.

Aún hoy, quedan aspectos por descubrir.  Pero, gracias a las investigaciones realizadas por los geofísicos, sabemos cómo se originan.

Falta mucho por investigar

No obstante, el trabajo continúa para develar por qué, cada cuánto y cuán fuertes son las auroras, entre otras cosas.

Estudiarlas no es un trabajo fácil.  Las partículas que las originan no llegan a la Tierra porque las frena la atmósfera.  Por esos lanzan al espacio, aproximadamente mil kilómetros de la superficie terrestre, unos cohetes sonoros.

Es la única manera de realizar mediciones, de máximo 10 minutos.

Al investigarlas, los científicos pueden conocer más acerca del viento solar, de cómo afecta éste a la atmósfera y de cómo puede ser aprovechada la energía de las auroras.

Un importante centro de estudios es el Observatorio Geofísico de Sodankylä, ubicado a 64.7 grados de latitud Norte, en Finlandia.  El lugar, abierto al turismo, posee un observatorio de auroras y un planetario.

¿Vale la pena viajar tan lejos para verlas?  La experiencia es tan fuerte como indescriptible.  Como escribió un autor escandinavo anonadado por la belleza y la potencia de la aurora que observaba:  "Ningún lápiz puede dibujarlas, ningún color puede pintarlas y no hay palabras que las describan en toda su magnificencia".

Los misteriosos relámpagos negros


EFE
La ciencia estudia el fenómeno de los relámpagos negros, un enigma para los meteorólogos.

Omar Segura, EFE

14 de Agosto de 2003

Desde los antiguos textos griegos, romanos y egipcios hasta las tradiciones indias y japonesas, mencionan bolas de fuego o luces que flotan en la atmósfera.  Cientos de esferas ígneas han sobrevolado lentamente Nueva York y una de ellas pudo destruir la legendaria ciudad de Mohenjo-Daro hace 3,500 años.

Un enigma de la meteorología

La ciencia propone una asombrosa explicación para el fenómeno de estas centellas errantes ó formaciones quimioluminiscentes.

Estas esferas luminosas que surgen del cielo, descienden poco a poco y estallan descargando su energía sobre la superficie de la Tierra, son aglomeraciones de partículas químicas que se agrupan en el aire bajo la acción de los rayos cósmicos y los campos eléctricos de nuestro planeta, señalan algunos expertos, pero la naturaleza de los rayos vagabundos sigue envuelta en el misterio.

Los testimonios sobre misteriosos relámpagos esferoidales y estructura luminiscentes que desprenden una gran cantidad de luz y temperatura, se remontan a miles de años y están registrados en los textos de las principales civilizaciones antiguas.

"Buques fantasmas con luces"

Los griegos y romanos han descrito "carrozas ardiendo en el cielo nocturno", los indígenas americanos "cestas redondas en el firmamento", y los japoneses "buques fantasmas con luces".

Según el sacerdote Ezequiel, en el año 592 antes de Cristo, a Palestina vino "del Norte un torbellino de viento y una gran nube, y un fuego se revolvía dentro de la nube y un resplandor alrededor".

Estas formaciones atmosféricas también habrían sido observadas hace miles de años, como mencionan las crónicas egipcias de Tutmosis III, según las cuales en el año 22 apareció en el firmamento un globo resplandeciente, causando pavor.

Además, las imágenes de globos ígneos son comunes en los monumentos etruscos y también aparecen en los antiguos manuscritos egipcios.

Los misterios del tiempo

Esto explica el químico ruso Mijaíl Dmitriev, que ha investigado la presencia de estos fenómenos climatológicos a lo largo de la historia y sus posibles explicaciones.

Según Dmitriev en el Mahabarata, un antiguo poema de la India, se menciona la ciudad de Mohenjo-Daro, cuyo nombre significa Colina de Muertos, la cual había sido borrada de la Tierra hace unos 3,500 años, en circunstancias muy enigmáticas.

La tradición hindú dice que, al desaparecer esta ciudad, en el cielo estalló un resplandor deslumbrante, el aire parecía arder, y después se produjo una potente explosión.  La alta temperatura hizo arder las aguas adyacentes y los peces parecían quemados.

Las ruinas de Mohenjo-Daro las descubrieron los arqueólogos en 1922, y las excavaciones parecen confirmar la leyenda del cataclismo.  Los científicos encontraron piedras fundidas, huellas de incendios y de una explosión sumamente poderosa.

Se descubrió que en el radio de un kilómetro fueron destruidos todos los edificios, y las poses de los esqueletos hallados mostraban que la gente caminaba por las calles al morir.

Perecía un bombardeo atómico

Las ruinas quemadas recordaban a las de Hiroshima y Nagasaki, después del bombardeo atómico, en el que la ola de choque y la radiación se esparcieron desde arriba.  Pero en la Colina de los Muertos no se han descubierto rastros de radiactividad.

El 21 de septiembre de 1910, los habitantes de Nueva York observaron durante tres horas cientos de "luciérnagas" atmosféricas que sobrevolaban la ciudad.  Un fenómeno similar ocurrió la noche del 24 de agosto de 1978 sobre la ciudad rusa de Jabárovsk, donde un objeto luminoso bajó poco a poco y fulminó al llegar a tierra, carbonizando y fundiendo el suelo.

Según el experto ruso otra noche de septiembre de 1984, sobre una granja de Udmurtia, en la antigua URSS, se iluminó el cielo y descendieron globos blancos deslumbrantes, que zigzagueaban y daban vueltas, bajando suavemente al suelo.

En un radio de 20 kilómetros se averiaron transformadores y líneas eléctricas.

Química más electricidad

Para Dmitriev todo esto tiene una explicación científica.

Afirma que en la atmósfera se forman bajo la acción de los rayos cósmicos y campos eléctricos, partículas químicamente activas, capaces de concentrarse y pegarse entre sí, creando aglomeraciones esféricas de aerosoles que flotan como globos de distintos diámetros.  Son las formaciones físico-químicas (FFQ).

Según el experto ruso hay varios tipos de FFQ.  Las "frías" pueden existir durante largo tiempo sin emanar energía o luz.  Su forma parece la de una pelota de rugby y se ven claramente en el cielo diurno: oscuras y opacas.  Una teoría afirma que son relámpagos esferoides sin encenderse: relámpagos negros.

Por su parte, la FFQ luminosas, de color blanco intenso o amarillo limón, que surgen independientemente de la actividad tormentosa, se denominan formaciones quimioluminiscentes (FQL), según el profesor Dmitriev.

Pueden flotar en el aire

Estas estructuras pueden flotar libremente en el aire, permanecer un largo período en la superficie terrestre y trasladarse a gran velocidad siguiendo las trayectorias más extravagantes, así como oscurecerse y volver a encenderse.

La temperatura de la FQL encendidas llega a miles de grados, e igual que los relámpagos esferoidales, estas formaciones pueden explotar, incendiando edificios y terrenos, afirma Dmitriev.

Según explica el especialista, tanto las FQL como los relámpagos esferoidales pueden dejar escapar cantidades considerables de sustancias tóxicas que contaminan el aire. Así, los habitantes de Mohenjo-Daro, no sólo habrían sufrido los efectos de la explosión, sino también el de los gases tóxicos.

Los cálculos científicos indican que en el momento de aquella tragedia debieron surgir del aire unos 3 mil relámpagos negros, con un diámetro de hasta 30 centímetros, junto con más de un millar de formaciones quimioluminiscentes.

Los relámpagos opacos

Con frecuencia se forman relámpagos esferoidales aislados a flor de tierra, o FLQ a grandes alturas.

Hay testimonios de pilotos de aviación que habrían atravesado concentraciones de relámpagos negros, o que habrían volado a través de multicolores FLQ.

Un equipo de científicos del Observatorio de Zacatecas, en México, ha efectuado la primera fotografía de una FFQ.

Un fenómeno en vivo

Desde entonces se han registrado cientos de imágenes de este fenómeno.

¿Se podría evitarse un fenómeno catastrófico similar al de Mohenjo-Daro, sobre una urbe moderna de millones de habitantes?

Según Dmitriev, los radares pueden detectar las formaciones múltiples y las precipitaciones de FFQ, y dar la señal de alarma para contrarrestarlas.

Mediante medios coheteriles se pueden provocar explosiones aéreas o liberar compuestos químicos reactivos, capaces de privar a las formaciones físico-químicas de su capacidad para explotar, desintegrándolas, explica.

 

EU desconoce al diseñador de su bandera


US History.org
Betsy Ross aparece en una pintura de Charles Weisgerber, titulada El Nacimiento de la Bandera de Nuestra Nación.

EFE

MIAMI, Florida - La bandera estadounidense, un emblema adorado y a la vez odiado por millones en el mundo, es probablemente uno de los símbolos patrios más reconocidos en todo el planeta.  Irónicamente, no está claro quién fue la persona responsable de su diseño.

Betsy Ross creó el primer pabellón

Lo que sí se sabe es que la labor de manufacturar la primera bandera de Estados Unidos estuvo en manos de Betsy Ross, una costurera que había perdido a su esposo durante la batalla de independencia contra los británicos.

Supuestamente, en mayo de 1776, tres miembros del Congreso Continental (George Washington, Robert Morris y George Ross -quien era tío de su fallecido esposo, John Ross), se reunieron con ella en secreto para pedirle que confeccionara la primera bandera estadounidense.

Algunos historiadores relatan que durante ese encuentro Washington, quien en ese entonces dirigía el Ejército Continental, le mostró a Ross un borrador en papel con un diseño parecido a la bandera actual con franjas rojas y blancas, pero con una estrella de seis esquinas.

A la costurera no le gustó la imagen e insistió en que sería menos complicado confeccionar una bandera con estrellas de cinco puntas, en vez de seis.  La mujer tomó sus tijeras e hizo una demostración rápida de cómo podría lucir la bandera.

Convenció a los padres de la patria

Con su presentación Ross convenció a los tres congresistas que la habían visitado, y se quedó con la responsabilidad de confeccionar el pabellón estadounidense.

Pero la procedencia del diseño original sigue siendo una incógnita hasta el día de hoy.

Los historiadores que mantienen el museo de Betsy Ross sugieren que el diseño de la bandera es de Francis Hopkinson, un delegado de Nueva Jersey del Congreso Continental y uno de los que firmó la Declaración de la Independencia, el 4 de julio de 1776.

Desgraciadamente, no existen documentos que avalen esta versión.

La bandera moderna

En la actualidad la bandera cuenta con 13 franjas horizontales (siete rojas y seis blancas, para representar las 13 colonias iniciales); y un cuadro azúl en la esquina superior izquierda, que alberga 50 estrellas blancas, una por cada estado de la Unión Americana.

No existe una designación oficial o significado preciso sobre los tres colores de la bandera estadounidense.  Tampoco existe ningún documento histórico que explique por qué los colores rojo, azul y blanco fueron escogidos para el pabellón estadounidense.

Sin embargo, cuando se creó el escudo estadounidense, que protagoniza un águila, se le asignaron estas características a los colores de la bandera:

  • El blanco representa la pureza e inocencia;
  • El rojo el valor de los estadounidenses;
  • Y el azul por la perseverancia y la justicia.

El significado del pabellón nacional

Algunos biógrafos de Washington dicen que éste interpretaba la bandera de la siguiente forma:  Las estrellas fueron tomadas del cielo, el rojo del pabellón británico y las franjas blancas significaban la independencia de la Colonia.

En la actualidad, si la bandera es desplegada al revés envía una señal de emergencia.  Es interpretada cómo: "Necesito ayuda, estoy en problemas".

Aquellas banderas que son maltratadas por el tiempo son destruidas, usualmente quemándolas.  Por lo general, las banderas nunca deben tocar el piso.

En Estados Unidos las banderas son desplegadas desde el amanecer hasta el anochecer.  Pero pueden dejarse puestas si reciben iluminación directa todo el tiempo.

Adiós a la resaca en sólo 15 minutos


AFP
El oxígeno puro "regenera los tejidos y orgánicamente restituye el balance de líquidos en el cuerpo.

AFP

11 de Marzo de 2003

MEXICO - Una empresa mexicana ofrece combatir la resaca con una novedosa técnica en la que se combina oxígeno puro y aromaterapia que desintoxican el cuerpo en 15 minutos haciendo desaparecer los efectos de las noches de copas.

Oxígeno para desintoxicar el cuerpo

El oxígeno puro "regenera los tejidos y orgánicamente restituye el balance de líquidos en el cuerpo, con lo que desaparece la cruda (como se le denomina popularmente en México a la resaca)", informó a la AFP Denise Delarue, propietaria de la empresa "Oxigen Bar", la primera de su tipo en México.

La terapia de oxígeno también se combina con aromaterapia y dependiendo del caso, además de combatir la resaca la sesión de oxígeno "también puede servir para relajar, energetizar y armonizar" a la persona, dijo.

El oxígeno, al regenerar las células y desintoxicar el organismo, "elimina las toxinas que se involucran en la resaca a nivel celular", añadió Delarue. Esta terapia ya es aplicada en países como Canadá, Estados Unidos, Inglaterra y Japón.

El procedimiento de inhalación de oxígeno puro es avalado por la Administración de Drogas y Alimentos estadounidense (FDA por sus siglas en inglés), según la especialista.

Por los altos índices de contaminación ambiental que padece a diario la ciudad de México, el aire que se respira en la capital azteca sólo contiene 21 por ciento de oxígeno, según las autoridades ambientales.


A 50 años de la conquista del Everest


USA Today Int.
Alrededor de 500 alpinistas se preparan para llegar a la cumbre

Bryan Pearson, AFP

KATMANDU, Hiamaya - Unas 25 expediciones de alrededor de quince personas cada una esperan al pie de la montaña que el clima les permita lanzarse hacia la cima del Everest, con motivo de la celebración, este 29 de mayo, del 50 aniversario de la primera conquista del "techo del mundo".

Festejo mundial

La afluencia es masiva, y entre los presentes destacan un sherpa nepalés sin brazos, un grupo de lisiados norteamericanos y dos sudafricanos que esperan convertirse en los primeros negros que realizan la hazaña. Pululan además los aficionados con escasa experiencia, que no dudaron en pagar decenas de miles de dólares para una empresa que sigue comportando grandes riesgos.

"Calculamos que puede llegar a haber de 400 a 500 personas que querrán escalar el Everest con motivo del aniversario" del primer ascenso, realizado el 29 de mayo de 1953 por el sherpa nepalés Tenzing Norgay y el neocelandés Edmund Hillary, afirma Ang Phurba Sherpa, presidente de la Asociación de Montañismo de Nepal.

"Nunca tuvimos tanta gente al mismo tiempo, pero la montaña es grande", comenta un responsable de turismo; el gobierno está encantado con el éxito de la operación, y espera que el sector se recupere, tras varios años nefastos.

Los festejos culminarán el 29 de mayo, con una gran recepción en Katmandú.

Fueron invitados los más de mil montañistas de 63 países que después de Hillary y Norgay lograron escalar el monte de 8,848 metros (8,850 según las últimas mediciones). La expedición, sin embargo, no es fácil: unas 180 personas perecieron en el intento.

Fueron invitados los más de mil montañistas de 63 países que después de Hillary y Norgay lograron escalar el monte de 8,848 metros.

Condecoración real

El rey Gyanendra condecorará con una medalla a todos los presentes, y en particular a Hillary, de 83 años. Tenzing Norgay falleció en 1986.

Los montañistas esperan realizar su sueño, pero ahora "todo dependerá del tiempo, de la suerte y de cada uno", comenta el responsable del sector turístico. "En el Everest, todo es imprevisible".

Vientos de gran virulencia se llevaron la semana pasada veintitrés carpas instaladas a 6 mil metros de altitud, sin ocasionar víctimas, dado que la mayoría de los miembros de esa expedición se hallaban aún en el campamento de base, a 5,300 metros.

Entre quienes esperan llegar a la cima de una montaña que para los nepaleses se llama Sagarmatha (Diosa del Cielo), figura el sherpa Wongdi Sherpa, que perdió sus dos brazos en un accidente y que ahora trepa por medio de ganchos.

También lo intentará un norteamericano a quien le falta un brazo, Garry Guller, al frente de una expedición de lisiados.

También lo intentará un norteamericano a quien le falta un brazo, Garry Guller, al frente de una expedición de lisiados.

Ese es uno de los cinco grupos "comerciales", integrado por gente con escasa experiencia de montaña pero que no vaciló en pagar 50 mil dólares para llegar hasta la cima... y volver.

Dos sherpas, Lhakpa Gelu y Pemba Dorjee, tratarán de romper el récord de velocidad establecido en mayo de 2000 por Babu Chhiri, quien efectuó el ascenso en 16 horas y 56 minutos.

Chhiri es una figura legendaria del Everest: lo escaló dos veces, sin oxígeno artificial, y en una ocasión permaneció en la cumbre 21 horas, siendo el unico en haber dormido a semejante altitud. Murió en 2001, al caer en un precipicio de esa montaña a la que sin embargo conocía tan bien.

Otro íntimo del Everest, Appa Sherpa, que ya efectuó el ascenso doce veces, va a tratar de superar su propio récord de escaladas.

Dos sudafricanos, Sibusiso Zilane y Deschun Deysel, en dos expediciones diferentes, procurarán convertirse en los primeros montañistas de raza negra en llegar a la cumbre del Everest.

Además, unos 250 alpinistas de numerosos países participarán en los festejos escalando montañas de menor altura en el nordeste de Nepal, dos de ellas vírgenes.


Además, unos 250 alpinistas de numerosos países participarán en los festejos escalando montañas de menor altura en el nordeste de Nepal.

 

Polémica gourmet: Ballenas de almuerzo


Eduardo López-Jamar, EFE

25 de Junio de 2003

Las ballenas son un símbolo en todo el mundo de la lucha ecologista, pero podrían dejar de surcar los mares si Japón y Noruega siguen en su empeño de continuar su caza.  Bajo pretextos científicos estos países capturan cientos de cetáceos al año, que se convierten luego en selectos platos para "gourmets", pero también en hamburguesas y "perritos calientes".

Alerta ecológica

La Comisión Ballenera Internacional (CBI) acaba de finalizar su reunión anual con una pequeña victoria para los países proteccionistas:  la creación, a propuesta mexicana, de un comité de conservación de los cetáceos.

"Estamos estudiando retirarnos de la Comisión Ballenera Internacional...", "...la Comisión ha sido secuestrada por los países proteccionistas..." fueron algunas de las palabras del jefe de la delegación japonesa, Minoru Morimoto, a la conclusión de la reunión anual de la CBI.

Sebastián Losada, responsable de la campaña de ballenas de la organización ecologista Greenpeace en España, ofrecía una visión bastante diferente de la 55ª reunión anual de la CBI, celebrada en Berlín entre el 16 y 19 de julio:  "El saldo es muy positivo, ya que se abandona el enfoque meramente mercantilista de la Comisión".

La culpa de estas declaraciones enfrentadas la tiene la conocida como Iniciativa de Berlín, propuesta mexicana por la que fue aprobada la creación de un comité destinado a la protección y conservación de los cetáceos, dentro de un organismo nacido originariamente con la función de gestionar su captura.

En principio, esta medida beneficiará a la recuperación de las especies de ballenas en peligro, pero la habilidad de Japón y otros países para sortear las decisiones de la Comisión hace que el futuro de los grandes mamíferos marinos continúe siendo una incógnita.

Los grandes mamíferos

Las ballenas son los animales de mayor tamaño de nuestro planeta, y pertenecen a una familia de mamíferos conocida como cetáceos.

La historia de la caza de estos enormes animales por el hombre se pierde en el tiempo.

Tradicionalmente han sido los pueblos esquimales (como los actuales Inuit de Alaska) los que se han aprovechado de la esta gran fuente de grasa y alimento, pero fueron los vascos, ancestral pueblo pescador del norte de España, los primeros en adentrarse en el mar con la intención de comerciar con los productos derivados de los cetáceos.

Aprovechaban que las ballenas francas se reunían en el Golfo de Vizcaya en la época del apareamiento para conducir sus frágiles embarcaciones de remos y, tras arponear a los animales, arrastrarlos a la costa para obtener la capa de grasa y las barbas.

El siglo XIX vio aumentar enormemente el número de capturas de ballenas.

Tecnologías mortíferas

Nuevas tecnologías, como el arpón lanzado desde un cañón o los barcos de vapor, permitieron a los balleneros perseguir especies más grandes y rápidas de cetáceos.

Fue en el siglo XX cuando las poblaciones de ballenas comenzaron su rápido declive.  Algunas especies, como la ballena franca ("eubalaena glacialis") o la más grande de todas, la ballena azul ("balaneoptera musculus"), se acercaron peligrosamente a la extinción.

En 1946 nació la Comisión Ballenera Internacional, para, en principio, preservar los intereses de las naciones balleneras; pero, poco a poco, ante las evidencias de que algunas especies estaban desapareciendo, la CBI comenzó a tomar medidas conservacionistas.

La primera de estas iniciativas, en 1979, consistió en crear una zona en el Océano Índico (conocida como santuario) donde la caza de ballenas fue desterrada.

Y en 1982 fue aprobada una moratoria que impediría la caza comercial de los grandes cetáceos en todo el planeta.  Esta norma, que entró en vigor en 1986, no ha sido respetada por Japón y Noruega.

Caza con fines científicos

Estos dos países balleneros son los grandes defensores de la retirada de la moratoria y de la vuelta a la caza comercial de ballenas.

En realidad, desde 1986 los barcos nipones y noruegos han continuado con su actividad, bajo la excusa de "caza con fines científicos".

Japón, el más importante país ballenero, captura anualmente 440 rorcuales aliblancos o ballenas Minke ("balaenoptera acutorostrata") en el santuario de la Antártida y otro centenar en el Pacífico Norte.

La carne obtenida se comercializa luego en el mercado interno japonés, en forma de selectos platos o de modernas hamburguesas, con un valor de venta de más de 100 millones de dólares anuales.

Otra argucia para conseguir más materia prima para sus restaurantes fue la modificación de una ley que prohibía la comercialización de ballenas muertas accidentalmente.

Luz verde del gobierno

Desde que el gobierno japonés aprobó su venta en los mercados, se pasó de la docena de ejemplares capturados "de manera accidental" al medio centenar.

Por su parte, Noruega se otorgó en 1998 un cupo de 671 ejemplares de rorcuales aliblancos, que captura en sus aguas territoriales.  Este número no suele alcanzarse, y el pasado año los barcos noruegos sólo capturaron 648 ejemplares, lo que demuestra según las asociaciones ecologistas el descenso del número de cetáceos.

Este país también esgrime la excusa de la "investigación científica", pero lo cierto es que en varias ocasiones se ha seguido el rastro de la carne de ballena noruega hasta los mercados japoneses y surcoreanos, donde generan pingües beneficios para el país nórdico.

Además de no respetar la moratoria, Japón veta constantemente las iniciativas que, en el seno de la CBI, puedan afectar a su industria ballenera.


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Curiosidades

                     Sección 21

  En esta sección te presentamos algunas curiosidades que hemos recogido de aquí y de allá.

  Es sorprendente la de cosas curiosas e insólitas que hay en nuestro mundo. 

  Desde aquí queremos darte a conocer algunas de ellas. Esperamos encuentres interesante este apartado.

                     Nota

¿Tienes alguna curiosidad? envíanosla y con gusto la publicaremos en esta sección. 

::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                           Copyright Unidos en Cristo. All rights reserved. - Contáctenos si desea usar algún material de nuestro sitio web