Págs.

Bosquejos  

 

PARA TIEMPOS COMO ÉSTOS

Ester 4:10-17

I. Introducción

A. El escenario y la escena.

1. El escenario es Persia, Irán.

2. Un tiempo de mucho peligro para el pueblo judío.

B. Cuatro personajes principales en el libro.

1. Asuero, el poderoso rey de Persia.

2. Ester, quien llegaría a ser reina.

3. Mardoqueo, pariente de Ester.

4. Amán, el que aborrecía a los judíos. Un precursor de Hitler; detestaba a los judíos.

II. Cuerpo

A. En el día más oscuro, Dios abre una senda (v. 14)

1. Aquellos eran días oscuros para los judíos. 

2. Ha habido muchos días oscuros para los judíos desde entonces.

3. Vivimos en días oscuros.

a. El comunismo está en marcha.

b. La declinación moral de las dos décadas pasadas.

c. La era nuclear y sus perspectivas.

4. Tal vez usted esté atravesando días oscuros al presente.

a. Días oscuros en su hogar, en su matrimonio, con sus hijos.

b. Días oscuros en su negocio o en su trabajo.

c. Días oscuros con su salud, o temores.

d. Días oscuros emocionalmente, sin paz, las lágrimas a punto de brotar.

5. Pero Dios se deleita muchas veces en obrar en la oscuridad.

a. El modelo de la salvación ... debemos darnos cuenta de que estábamos perdidos en la oscuridad de nuestros pecados.

b. Hay muchas promesas bíblicas para los que están atribulados. Su luz siempre brillará.

6. La confianza de Mardoqueo ... su fe optimista.

a. El mundo necesita verla.

b. Mire hacia arriba.

B. Dios usa a una mujer o un hombre para cumplir su plan (v. 14)

1. «... ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?»

2. Dios siempre tiene a una persona para la hora.

a. La madre de Moisés en un momento de oscuridad.

b. Moisés, Gedeón, David, otros.

c. Lutero, Wesley, Knox.

d. Spurgeon, Moody.

3. Tal vez usted sea la persona de Dios para la hora de nuestra nación.

4. Tal vez usted sea la persona de Dios para la hora de esta iglesia.

C. El clamor de Ester fue actuar o morir (v. 16)

1. «... si perezco, que perezca.»

2. Ahora está dispuesta a involucrarse.

3. Ahora está dispuesta a ponerlo todo en el altar.

4. Ahora está dispuesta a rendirlo todo, a hacer su parte.

5. Ella será la persona de Dios para librar a su pueblo.

6. Concluye que la calidad de vida es más importante que la duración de la misma.

III. Conclusión

A. Llamamiento a rendirse plenamente

B. Llamamiento a involucrarse realmente

C. Llamamiento a alcanzar a los perdidos

 

INVENTARIO EN LA POCILGA

Lucas 15.-11-24

I. Introducción

A. Tiempo de tomar inventario

1. Es el tiempo en que el negociante debe contar todas sus posesiones.

2. Es el tiempo en que hay que encarar los para ver si hay ganancia o pérdida.

B. El joven que hizo su inventario en una pocilga

1. Cuando lo contó todo halló que había sufrido una gran pérdida.

2. Su resolución: «Me levantaré, e iré a mi padre» (v. 18).

C. Lo que le había causado tal pérdida y lo que hizo al respecto

II. Cuerpo

A. Había pensado sólo en los bienes ... en lugar de pensar en Dios (vv. 11, 12)

1. Es tal vez la más tierna de las historias que contó Jesús.

a. El padre, un hombre bueno y compasivo.

b. El gran dolor que ocasionó al padre.

2. Un día, una parte de todo esto será mío.

a. Seguro que no había pensado en Dios.

b. Fue a ver al padre para pedirle la herencia.

3. Hallaba aquellos bienes vacíos, pero ahora le parecían importantes.

4. No fue el único que halló las cosas vacías.

a. La búsqueda de Salomón (Ec. 1: 12-2:1 l).

b. El joven rico (Lc. 18:18-25).

5. Su vida puede estarle diciendo al Padre Celestial:

a. «Quiero mi parte de los bienes.»

b. «Desecharé incluso la Biblia si fuera necesario para conseguirlos.»

B. Pensó sólo en la carne ... en lugar de pensar en su futuro (vv. 13-16)

1. «Desperdició sus bienes viviendo perdidamente» (v. 13).

2. Tenía que irse a un país tan lejano, lejos de su padre.

3. Pensó que muchos de sus problemas se resolverían al irse lejos. 

a.Como tantos hoy ... un nuevo medio ambiente.

b.Daniel 12:4: «Muchos correrán de aquí para allá.»

4. Lo que clama la carne.

          a. Efesios 23; 51-8.

          b. Lo que clama la carne es sentimiento.

5. Aquí tenemos ahora las dos direcciones en las que se mueven los seres humanos.  

a. Los que buscan satisfacción en los bienes.

b. Los que buscan satisfacción en sentimientos, drogas, licor u otros placeres.

6. El triste cuadro en la pocilga.

C. Encaró los hechos ... en lugar de fingir felicidad (v. 17)

1. «Volviendo en sí» (v. 17).

2. « ¡Cuantos jornaleros en la casa de mi padre tienen abundancia de pan!» (v. 17).

3. No ignoró la situación como pudieran haberlo hecho algunos: a. «Tengo hambre, pero a lo mejor todo el mundo tiene.» b. «Estoy cuidando cerdos, pero muchos lo hacen también.»

4. Algunos excusan su miseria espiritual pensando que los demás están en el mismo barco.

5. Respondió a la verdad y eso cambió su vida.

III. Conclusión

A. La gran resolución (vv. 18-24)

1. «Me levantaré e iré a mi padre.»

2. El padre espera y le da la bienvenida.

B. El perdón espera a todos los que se acercan a Dios por medio de Cristo

C. Vaya a casa hoy

LOS PECADOS DEL HERMANO DEL PRODIGO

Lucas 15:25-32

I. Introducción

A. El regreso del pródigo, la escena gozosa

1. El padre corre a recibir al pródigo.

2. El gozo por el que regresa.

B. El hombre que se perdió la bendición

1. El hermano mayor regresa del campo.

2. Rehúsa participar de la alegría y por lo tanto se la pierde.

3. ¿Qué hizo que el hermano mayor se perdiera el gozo de esta ocasión?

II. Cuerpo

A. El pecado de un espíritu negativo, criticón, quejumbroso (v. 28)

1. Hoy día, una de las principales evidencias de nuestra necesidad es nuestro negativismo, nuestras quejas y nuestros rezongos.

2. ¡Qué diferentes somos de los primeros santos!

a. Pablo podía alabar en una prisión y nosotros nos enfurruñamos en la prosperidad.

b. Pablo se gloriaba en sus debilidades y nosotros gruñirnos en la abundancia.

e. Si se queja todo el día, no se sorprenda de estar cansado como perro a la noche.

3. Jamás los cristianos han tenido tanto y lo han apreciado tan poco.

4. Razones por las que se quejan algunos cristianos:

a. Algunos se quejan de sus familiares.

b. Algunos se quejan de sus empleos, del gobierno.

e. Algunos incluso gruñen por el clima que el Padre envía.

d. Algunos son especialistas en encontrar faltas.

e. Algunos se quejan de sus iglesias, de sus pastores.

5. ¡Los corazones revividos encuentran en Jesús lo suficiente como para mantenerse alabando!

B. El pecado de un espíritu ofendido (v. 2 9, 30)

1. El problema: «Cuando vino este tu hijo» (v. 30).

2. ¡Cuánto se obstaculiza la obra de Dios por este pecado!

3. Lo que el espíritu ofendido le hizo.

a. Le hizo quejarse cuando era tiempo de gloriarse (vv. 28, 29).

b. Le hizo exagerar su propia rectitud (v. 29).

c. Le hizo compadecerse a sí mismo (v. 29).

d. Le hizo exagerar los pecados del otro (v. 30).

e. Le hizo olvidarse de todo lo que tenía como hijo de su padre (v. 3 l).

4. No es de sorprenderse que las cosas no son como deberían ser: usted tiene algo contra otro, ¡arréglelo!

C. El pecado de un corazón sin compasión (v. 30)

1. ¿Por qué no se conmovió el hermano del pródigo por el regreso de su hermano?

2. Porque no se había conmovido cuando se fue.

3. Había trabajado arduamente en la hacienda de la familia, pero no era como su padre. No le importaba el hermano ausente.

4. Al padre si le importaba. ¿Le importa a usted?

III. Conclusión

A. Al hermano mayor se le soslaya porque nuestros pecados son revelados cuando estudiamos a este personaje

B. ¿Se ve usted en este hijo descarriado?

C. Confiese esos «pecados respetables» y conozca de nuevo el gozo del Señor

 

CUANDO LOS CRISTIANOS SUFREN

1 Pedro 4:12-19

I. Introducción

A. El sufrimiento es un tema impopular.

1. La salvación es más agradable que el sufrimiento.

2. El cielo es más agradable que lo que nos parte el corazón.

B. Pero el sufrimiento es una parte real de la vida 

1. Todo hospital que pasamos nos dice que el sufrimiento es real.

2. Las sirenas que ululan cada noche nos dicen que sufrimiento es real.

3. No sólo la angustia física sino también la mental.

a. El éxito de las columnas de consejería en los periódicos.

b. Las organizaciones de prevención del suicidio.

C. Los cristianos también sufren pruebas

II. Cuerpo

A. No es extraño que los cristianos tengan pruebas (v. 12)

1. Algunos pensaron que la salvación quería decir que ya no habría más pruebas.

2. Pero el camino al cielo no es fácil.

3. Los cristianos tienen pruebas porque vivimos en un mundo lleno de pecado.

a. Somos parte de una raza caída.

b. Un mundo de guerras y rumores de guerras.

c. Un mundo de tomados y terremotos.

d. Un mundo donde el pecado corre desenfrenadamente y la codicia engendra violencia.

4. Los cristianos tienen pruebas por el poder de Satanás.

          a. Tenemos un adversario (Ef. 6:11, 12).

          b. Vemos la obra real de Satanás en Job.

          c. No se sorprenda cuando le ataque.

5. Los cristianos tienen pruebas porque chocamos con este mundo.

a. Porqué Jesús fue despreciado y rechazado (Jn15).

b. Su vida estaba en oposición al camino del mundo.

c. Por consiguiente, a través de los siglos, los cristianos han sufrido.

B. Pero las pruebas de los cristianos son diferentes (vv. 13, 14)

1. El cristiano no sufre solo.

2. Otros cristianos se solidarizan con él en su sufrimiento.

3. Tiene el día de gloria por delante (Ro. 8:18).

4. Puede hallar gozo incluso en el peligro (Hch. 16:25).

5. Puede hallar gozo incluso en los oprobios (Mt 5:11).

6. Incluso en su hora más oscura, Cristo está obrando en él.

C. Algunos cristianos se acarrean sufrimiento sobre sí mismos (vv. 15-19)

1. Que ninguno de ustedes sufra como homicida (1 Jn. 3:15).

2. Entremetido: uno que asesina la reputación de las personas.

a. Algunos piensan que se les desdeña por su testimonio cuando es sólo por maldad.  

b. No invite el sufrimiento mediante la hipocresía.

3. Algunos cristianos se dedican a prácticas y a hábitos que causan sufrimiento.

4. Algunas veces los cristianos sufren debido a su descarrío y el castigo que conlleva (He. 12.6, 7).

III. Conclusión

A. ¿Está dispuesto a sufrir como cristiano?

B. Sufrimiento ahora pero la gloria más adelante.

C. Haga los cambios necesarios en su vida para evitar acarrearse sufrimiento.

 

UNA MUJER PARA RECORDAR EN LOS ÚLTIMOS DíAS

Lucas 17:32

I. Introducción

A. Un escenario para el fin de los tiempos.

1. Los días de Noé.

2. Los días de Lot.

3. Lo repentino de la venida del Señor.

B. La esposa de Lot seleccionada como una advertencia para los que viven en los últimos días

1. ¿Por qué la mujer de Lot?

2. ¿Por qué no Sara, Ana, Rut o María?

3. ¿Qué tiene la mujer de Lot que decir acerca de los últimos días?

C. ¿Qué debemos recordar respecto a esta mujer?

II. Cuerpo

A. Recordemos sus privilegios religiosos

1. Ella había participado de las experiencias de Abraham.

a. Su llamado y su mudanza por fe (Gn. 12).

b. Su altar y vida de oración.

c. Sus ofrendas y su generosidad hacia ella y su familia.

2. Ella tenía un marido piadoso (1 P 2:7, 8).

3. Vivimos en una época de privilegio religioso.

          a. Iglesias disponibles casi en todas partes.

          b. Ministerios de radio y televisión, internet.

          c. Abundante provisión de Biblias.

          d. Muchos ministerios de literatura excelentes.

4. Los privilegios religiosos no salvan.

          a. Giezi era el criado de Eliseo.

          b. Demas fue un compañero de Pablo.

          c. Judas fue un discípulo de Cristo.

5. Los últimos días se caracterizarán por la maldad a pesar de la abundancia de luz (Mt. 24:12).

B. Recordemos las oraciones de su pariente.

1. Abraham sin duda oró muchas veces por ella y por Lot.

2. Considere la intercesión de Abraham para que Sodoma no fuera destruida (Gn. 18).

a. Esas oraciones llevaron a los ángeles a Sodoma.

b. Esas oraciones le dieron a ella la posibilidad de la liberación.

3. Muchos tienen parientes fieles que oran por ellos.

a. Tal vez usted tiene un padre o una madre que está orando por usted.

b. Su esposo o esposa tal vez oran con frecuencia por usted.

4. Iglesias y grupos de oración alrededor del mundo.

a. Suplican por las almas.

b. Mencionan por nombre a seres queridos ante el trono de la gracia.

C. Recordemos que ella pereció

1. En medio de sus posesiones y privilegios, ella pereció.

2. Su porción fue la misma que la de sus tesoros: perecieron.

3. Lo que revela su acto de mirar atrás.

a. Reveló su desobediencia.

b. Reveló su incredulidad.

c. Reveló su esclavitud a las cosas de este mundo.

4. Su muerte fue súbita y sorprendente.

a. Murió como vivió.

b. Murió en un acto de pecado.

III. Conclusión

A. Nosotros también vivimos en un lugar condenado.- Este mundo

B. Una advertencia de parte de Pedro a la luz de esto (2 P. 3:11)

C. Aprenda de la mujer de Lot

1. Vuélvase de las cosas pasajeras a las cosas eternas.

2. Prepárese para el regreso de nuestro Señor.

 

LA MADRE QUE ENCONTRÓ ACEITE EN SU CASA

2 Reyes 4.-1-7

I. Introducción

A. Las madres y sus muchas responsabilidades.

1. ¿Quién puede nombrarlas todas?

2. Sin embargo, las madres están equipadas por Dios para esta tarea.

3. La maternidad fue el primer mandamiento de Dios para Eva.

B. Las responsabilidades añadidas de la viudez

1. La carga se aumenta cuando el esposo falta.

2. Tal es el caso en el texto que tenemos por delante.

II. Cuerpo

A. Esta madre sabía dónde ir en tiempo de necesidad (v. 1)

1. La viuda del predicador.

a. Esposa de uno de los hijos de los profetas.

b. Acerca del predicador fallecido.

(1)      Debe haber sido un hombre de fe. Sirvió con Eliseo.

(2)      Debe haber sido intrépido. No tenía nada de dinero.

(3)      Debe haber trabajado arduamente. Murió joven.

2. Los problemas: muerte y deudas.

a. Las dos grandes cargas de la vida.

b. Los acreedores vinieron para llevarse a los hijos como criados.

3. La viuda acudió rápidamente a buscar la sabiduría y ayuda de Dios.

4. Bienaventurada la madre que sabe dónde acudir cuando su familia tiene necesidad.

B. Esta madre encontró que la respuesta a su necesidad estaba precisamente en su casa (vv. 2-4)

1. Eliseo consideró su problema: «¿Qué te haré yo?»

2. La pregunta inquisitiva de Eliseo: «¿Qué tienes en tu casa?»

a. Una buena pregunta para todas las madres de hoy.

b. ¿Un esposo que la quiere? ¿Suficiente comida para hoy?

c. Dinero para la comida de esta semana?

d. Esta madre no tenía nada de eso.

3. La respuesta negativa: «Tu sierva ninguna cosa tiene.»

a. Las madres y otros que tienen esta actitud viven una vida desgraciada.

b. «Otros tienen cosas nuevas. Yo estoy privado de todo. ¡Pobre de mí! »

4. El descubrimiento sorprendente: «Sino una vasija de aceite.» Un movimiento positivo.

a. Literalmente, «aceite para una unción».

b. Pero aquel era el momento crucial.

c. ¿Cuánto tiempo hace que contó sus bendiciones? d. Redescubrir la casa, la familia, los muebles, el amor.

5. La respuesta para aligerar su carga puede estar precisamente en su hogar.

C. Esta madre halló que las posibilidades son ilimitadas cuando se le permite a Dios usar lo que uno tiene (vv. 5-7)

1. Prestó atención en fe al mensaje de Eliseo.

2. Hizo participar a sus hijos en el acto de fe.

          a. Les envió a pedir vasijas prestadas.

          b. ¡Pensaron en grande! «No pocas» (v. 3).

          c. Esperaron la respuesta.

3. Las puertas cerradas. El momento emocionante.

a. Dios tomó lo que ella tenía y lo multiplicó.

b. Llenó todas las vasijas prestadas.

4. Lo que Dios hace con lo que usted tiene.

          a. El almuerzo de un muchacho Jn. 6.1-13).

          b. La vara de Moisés (Éx. 4:12-4).

          c. La honda de David (1 S. 17:40-50).

III. Conclusión

A. Cualquier cosa que usted tenga es suficiente para que Dios la use.

B. Que tiene usted en su casa? A. B. Simpson dijo: «Nuestro Dios tiene recursos ilimitados. El único límite está en nosotros. Nuestra petición, nuestro pensamiento, nuestra oración, son demasiado pequeñas. Nuestras expectaciones son demasiado limitadas»

 

LA MUJER DE GRAN FE

Mateo 75:21-28

I. Introduccíón

A. Muchas mujeres de la Biblia pueden proveer un texto para un sermón en el Día de la Madre

1. La madre de Moisés o la madre de Samuel.

2. María, la madre de Jesús

B. Yo he seleccionado una casi desconocida

1. Una mujer de gran fe.

2. Una mujer que recibió respuesta a su oración.

II. Cuerpo

A. Una madre revela su problema (vv. 21-23)

1. Hay muchas madres atribuladas en el mundo.

2. Algunas cosas acerca de esta madre.

a. Era una cananea, una sirofenicia.

b. Por cultura y lenguaje era griega.

c. Por religión hasta ahora es pagana.

3. Su mayor problema tenía que ver con su hija.

a. Ella tenía otros problemas, pero todos le parecían menores.

b. La fiebre alta ... las horas de ansiedad en la crisis.

c. Para el padre normal, todos los problemas son pequeños cuando los hijos están en juego.

4. Su hija era gravemente atormentada por un demonio.

a. El más agobiante de todos los problemas de los padres es el ataque del diablo contra sus hijos.

b. La importancia de orar por protección para los miembros de la familia contra los ataques de Satanás.

B. Una madre que persevera en la oración (vv. 22-2 7)

1. Fue a Jesús con su problema. Bienaventurada la mujer que sabe a dónde ir con sus problemas.

2. Creyó todo acerca de Jesús.

a. Creyó que Él era el hijo prometido de David.

b. Creyó en Su deidad.

c. Creyó en Su poder para contestar su petición.

d. Creyó que Él estaba interesado y que le respondería.

3. Los problemas que enfrentaba su respuesta.

a. Jesús no contestó al principio.

b. Los discípulos querían que la despidiera.

          c. Se le compara con los perros.

4. Su persistencia a pesar del desánimo.

          a. Su adoración.

          b. Su oración sencilla.

          c. Las extrañas afirmaciones del Señor.

          d. El Señor prueba su fe.

          e. El privilegio del perrillo bajo la mesa.

C. Una madre recibe una promesa del señor (v. 28)

1. «Oh, mujer, grande es tu fe.»

          a. Más que grande es tu hermosura.

          b. Más que grande es tu éxito profesional.

          c. Más que grande es tu influencia.

2. Su hija fue sanada en aquella misma hora.

III. Conclusión

A. Vaya a Jesús con los problemas de sus hijos.

B. Las mujeres de gran fe podrían cambiar el mundo.

 

CÓMO GANAR A SU ESPOSO, TRATAR A SU ESPOSA, Y LOGRAR RESPUESTAS A SUS ORACIONES

1 Pedro 3.- 7- 7

I. Introducción

A. El objetivo de la Biblia es darle salvación.

1. Este propósito se ve desde Génesis hasta Apocalipsis.

2. Este capítulo también apunta a cualquier inconverso en el hogar.

B. Pero la Biblia se dirige a la necesidad completa del hombre completo

1. Cómo ganar a su esposo para Cristo.

2. Cómo tratar a su esposa.

3. Cómo lograr que sus oraciones sean contestadas.

II. Cuerpo

A. Cómo ganar a su esposo para Cristo (vv. 1-6)

1. Pedro trae a colación un problema muy real.

2. El cuadro de una mujer del primer siglo tratando de ganar a su esposo para Cristo.

3. Es valioso que la juventud vea la importancia de casarse con cristianos.

4. También es valioso que las esposas cristianas vean la importancia de seguir con sus esposos como testigos fieles (1 Co. 7:13, 14).

5. Sujétese a su esposo.

a. No como una esclava, pero tampoco como una rebelde.

b. No una mujer dominante (Pr. 14: 1; 19:13; 21:9, 19).

6. Si alguno no cree la palabra: literalmente, no es persuasible.

7. Sin palabras: no mediante predicación.

8. Conducta casta: comportamiento puro y con respeto.

9. Usted no puede ganar a su esposo:

          a. Por la manera en que se arregla el cabello.

          b. Sorprendiéndolo con montones de joyas.

          c. Vistiendo cierta clase de ropa.

10. Un espíritu afable y apacible.

a. Algo realmente costoso a los Ojos de Dios.

b. Una mujer espiritual, entonces, no es vocinglera.

c. No es cuán alto puede decir «amén» en la iglesia.

d. Sino cuánto amor puede mostrar en su hogar con su esposo.

11. El ejemplo de Sara, quien le llamaba señor. 

B. Cómo tratar a su esposa (v. 7)

1. Igualmente: Noten eso, todos ustedes hombres que han estado diciendo: «Amén».

2. De una manera inteligente y razonable.

3. Honrándola como a vaso más frágil.

a. ¡Qué privilegio para usted proveer para su esposa!

b. ¡Qué privilegio para usted ser el protector de su esposa!

c. La mujer fue hecha de la costilla de Adán.

4. Coherederas de la gracia de la vida.

a. Una en la vista de Dios.

b. La gracia de la vida, vida eterna que viene por gracia.

C. Cómo lograr que sus oraciones sean contestadas

1. «Para que vuestras oraciones no tengan estorbo».

2. Una mala relación entre esposo y esposa puede obstaculizar las oraciones.

3. «Si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa» (Mt. 18:19, 20).

4. ¡Qué maravilloso puede ser eso para el esposo y la esposa!

5. El poder de las familias que oran en la iglesia.

III. Conclusión

A. Puesto que Cristo sufrió por nosotros, Él conoce las circunstancias difíciles que enfrentamos

B. Él ordenó el hogar y quiere preservarlo.

C. Un llamado para hogares centrados en Cristo. 

 

CÓMO EDIFICAR UN MATRIMONIO SÓLIDO

Salmo 127:1; 1 Corintios 13

I. Introducción

A. El desmoronamiento del hogar.

1. «Es que ya ningún matrimonio permanece unido?»

2. ¿Qué se puede hacer al respecto?

B. Algunas verdades básicas que marcan la diferencia

II. Cuerpo

A. Un matrimonio sólido se edifica en el Señor (Sal. 127:1)

1. «En vano trabajan los que la edifican».

a. Note que están tratando, pero con toda seguridad fracasarán.

b. Todos los esfuerzos son inútiles.

2. Me recuerdan de las palabras de Pablo acerca de la resurrección de Cristo.

a. «Si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana» (1 Co. 15:14).

b. De igual manera: un matrimonio sin Cristo fracasa.

3. Edificar un matrimonio en el Señor da una dimensión divina a la vida.

a. Nuestro primer día: leer la Biblia y orar.

b. Un deseo de servir al Señor desde el principio.

4. Edificar un matrimonio en el Señor marca una diferencia cuando viene la tormenta.

a. Muchos matrimonios se desbaratan cuando llegan los problemas.

b. Las deudas empujan a muchos al divorcio.

c. ¡Pero los cristianos saben dónde acudir cuando la tormenta ruge!

d. El sabio y el insensato (Lc. 6:47-49).

B. Un matrimonio sólido se edifica en el amor (1 Co. 13: 4-6)

1. No la clase de amor que presenta Hollywood.

2. La definición divina del amor es descrita en 1 Corintios 13:4-7.

3. Los efectos prácticos del amor.

a. El amor es sufrido ... es paciente ... no explota.

b. El amor es benigno. ¿Son ustedes amables el uno para con el otro?

(1) ¿Es usted amable en palabra?

(2) ¿Es usted amable en acciones?

c. No es jactancioso, no se envanece ... no lucha por ser siempre el primero.

d. No hace nada indebido ... no es grosero.

e. No busca lo suyo ... no es egoísta.

f. No se irrita fácilmente ... no pierde fácilmente los estribos.

g. No guarda rencor ... difícilmente nota cuando se le ofende y no guarda rencores.

h. No se goza de la maldad ... no se alegra en la injusticia, sino que se alegra cuando la verdad gana.

C. Un matrimonio sólido se edifica sobre lealtad (1Co.13:7)

1. Todo lo sufre ... es leal incluso cuando las cosas andan mal.

2. Todo lo cree ... creer en su cónyuge ... confianza.

3. Todo lo espera ... espera lo mejor del ser querido.

4. Todo lo soporta ... defiende cuando los otros se olvidan.

5. Note cómo todas estas cosas son ciertas en cuanto al amor del Señor por nosotros.

6. Note cómo coincide esto con la divina instrucción para el primer matrimonio ... y los que vinieron después.

III. Conclusión

A. Usted puede tener un matrimonio sólido

B. Edifíquelo en el Señor ... en el amor ... en la lealtad

C. Otras casas pueden caer, pero la suya permanecerá.

 

DAME ESTE MONTE

Josué 14:6-14

I. Introducción

A. Un día de recordación -Y un día de patriotismo

1. Recordar a aquellos caídos en la batalla.

2. Recordar a los seres queridos que han muerto.

B. Un texto de un libro de batallas

1. Después de Moisés, Josué se convirtió en líder.

2. La tierra se dividió entre las tribus de Israel.

3. El área dada debía ser conquistada y trabajada.

C. Caleb: «Dame este monte»

1. Pide la tarea más difícil (v. 12).

2. ¿Qué motivó a Caleb a procurar avanzar a lo más alto?

II. Cuerpo

A. Recuerda la promesa que Dios le había hecho (vv. 67)

1. Caleb el espía (Nm. 13:14).

a. Enviado por Moisés 40 años antes a espiar la tierra.

b. El fruto de la tierra, que fluía leche y miel.

c. Pero Caleb vio más allá de esto, a Hebrón, donde Abraham se encontró con Dios.

2. Caleb: «Más podremos nosotros que ellos» (Nm. 13:30).

a. La gran mayoría tenía gigantes grandes y un Dios muy pequeño.

b. Caleb tenía un Dios grande y gigantes pequeños.

c. La mayoría miraba los problemas, pero Caleb veía el poder de Dios.

3. Caleb ahora se yergue sobre las promesas.

a. Jamás las olvidará.

b. Nunca fue parte de la muchedumbre que se quejaba.

c. Toda su vida la pasó de camino a esa tierra mejor.

B. Caleb recuerda su propio compromiso al Señor (vv. 8, 9)

1. «Pero yo cumplí siguiendo a Jehová mi Dios... »

a. Se acordó de la ocasión de su plena rendición.

b. Un varón de Dios, total dedicación, comprometido.

2. Recuerde cómo se había permanecido aparte de la multitud.

a. ¿Se acuerda usted de un día de victoria?

b. ¿Qué me dice del día en que fue salvo?

e. ¿Qué me dice del tiempo de plena rendición?

3. La triste historia de Apocalipsis 2:1-7.

4. ¿Ha dejado usted su primer amor?

C. Caleb recuerda la fidelidad de Dios para con él (vv. 10, 11)

1. Dios me ha conservado la vida.

a. ¿Le ha dado gracias a Dios por conservarle la vida?

b. Excepto Josué, todos los demás habían muerto.

2. Ahora tengo ochenta y cinco años.

a. ¡Vaya anciano!

b. No se durmió en sus laureles.

3. Dios le cuidó hasta aquella hora.

4. «La gracia me trajo seguro hasta aquí.» dice un viejo canto.

III. Conclusión

A. ¡Ahora, por tanto, dame este monte!

1. Dame lo mejor.

2. Dame la tarea más dura.

B. El recuerdo debe desafiarnos.

1. Acepte el desafío.

C. Avance a un terreno más alto.


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Bosquejos

                      Sección 3

Para tiempos como estos
Inventario en la pocilga
Pecados del hno. del pródigo
Cuando los cristianos sufren
Una mujer para recordar...
La madre que encontró aceite... 
La mujer de gran fe
Cómo ganar a su esposo....
Cómo edificar un matrimonio...  
Dame este monte

                     Nota

En esta sección te presentamos bosquejos que fácilmente pueden ser ampliados por todo predicador diligente

Para el pastor o predicador laico muy ocupado, estos bosquejos de sermones le serán de mucha ayuda en su preparación para subir al púlpito y dar su mensaje a su congregación.

Mensajes en audio, en formato Mp3

::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                       Copyright © Unidos en Cristo. All rights reserved. - Contáctenos si desea usar algún material de nuestro sitio web